Interculturalidad

Entre Ritmo y Poesía

Es el proceso de comunicación entre diferentes grupos humanos, con diferentes costumbres, siendo la característica fundamental.

Pese a que la idea de interculturalidad nació hace relativamente poco, no fueron pocos los investigadores de la comunicación, la antropología, la sociología y el marketing que han trabajado sobre el concepto. La noción se diferencia del multiculturalismo y del pluralismo por su intención directa de promover el diálogo y el acercamiento entre culturas.

Esmeraldas Nacionalidades

Chachis

Este grupo étnico está asentado en los cantones Muisne, Quinindé, Rioverde y Eloy Alfaro. Su identidad cultural nata se destaca por el idioma chapala, que lo transmiten de generación a generación pese a la influencia de la civilización y de la religión católica.

En la actualidad, también mantienen entre sus costumbres su alimentación, forma de vida libre y reservada con los colonos, las mingas, la pesca, la caza de animales silvestres, fiestas tradicionales y su organización.

Éperas

Es uno de los grupos indígenas con mayor población en Colombia. Su idioma es el sia pedee (significa ‘voz de caña brava’). El castellano como segunda lengua. Su presencia en Ecuador es relativamente reciente, producto de un proceso migratorio que se produjo en 1964 desde el Chocó colombiano.

Ellos se ubican en la costa norte del país, en Esmeraldas, cantón Eloy Alfaro, parroquias Borbón y La Concepción.

Awás

Su símbolo de identidad es su idio-ma, el awapít. Viven en pequeñas comunidades de familias extensas, distantes una de otra. Las casas se construyen sobre pilotes de madera con paredes altas y techos de cuatro aguas.

Tienen presencia binacional; están en Ecuador y en Colombia, país donde se asienta la mayoría de su población en la parte sur occidente, departamento de Nariño.

En la Costa están ubicados, en Esmeraldas, en el cantón San Lorenzo, parroquias Tululbí, Mataje (Santa Rita) y Alto Tambo

 

Poesía

En la ‘provincia verde’ Esmeraldas, nacieron personas que se sienten orgullosos de su descendencia y que durante toda su vida profesional o como exponentes de la cultura y la política han expresado estar orgullosos de ser negros.

Tomamos como ejemplo al mismo Nelson Estupiñán Bass, (+), reconocido escritor de nivel mundial; también están Antonio Preciado, exministro de Cultura. Jaime Hurtado González (+), exlegislador y excandidato a Presidente de la República.

Además, es posible mencionar también a Julio Micolta Cuero, Diógenes Cuero Caicedo, Orlando Tenorio, todos poetas.

 

Nelson Estupiñán Bass

(Esmeraldas 1912, Estados Unidos 2002) Narrador, poeta, ensayista, diplomático y periodista ecuatoriano, se caracterizó por retratar la vida de la población afroecuatoriana, que en su mayoría vive en condiciones marginales y de pobreza.

Nelson Estupiñán Bass ha querido insuflar de aliento y sabor plenamente vernáculos del cuerpo vital de su obra literaria. A través de ella, ya en prosa o en verso se trasunta en líneas esenciales y firmes, no sólo la realidad física y geográfica del paisaje telúrico que les sirve de fondo y sustento en su diario subsistir y acontecer. Son hombres verdaderos, de carne y hueso, sencillos y auténticos modos de vivir y desvivir los que pasan a lo largo de las obras de Nelson Estupiñán Bass.

Canción del niño negro y del incendio

Negro, negro, renegrido,
Negro hermano del carbón,
Negro de negros nacido,
Negro ayer, mañana y hoy.
Algunos creen insultarme
Gritándome mi color,
Más yo mismo lo pregono
Con orgullo frente al sol:
Negro he sido, negro soy,
Negro vengo, negro voy,
Negro bien negro nací,
Negro, negro he de vivir
Y como negro morir.

Ayer estaba jugando
En el portal de una casa
Con Pepe, que es más pequeño
Y que es hijo de dos blancos.
Pepe, como buen amigo,
Su tambor había traído.
Cuando su madre nos vio
Vino veloz a la carrera
Y del brazo lo llevó.
-No debes jugar con negros,-
Le dijo, y limpió el tambor
Y la cara de mi amigo.

Juro que si algún pedazo
De mi color en la cara
De Pepe hubiera quedado,
Con la mano se lo arranco,
Porque mi color lo quiero
Y lo quiero para mí.

 

Julio Micolta Cuero

Cultiva una sencillez única y permanente contacto con la comunidad, rara vez se niega a asistir a los actos a los que es invitado ya sea como expositor conferencista o como poeta y declamador, hablamos de Julio Micolta Cuero.

Nacido en un sector populoso de esta ciudad capital provincial, concretamente en la 6 de Diciembre entre 9 de Octubre y 10 de Agosto, en 1955, de padres rioverdeños: Julio Micolta Tenorio y Enriqueta Cuero Cetre.

Ha sido objeto de muchos homenajes y recibido condecoraciones, pero esto no ha cambiado su vida ni su personalidad. Sus amigos lo definen como un personaje con una altísima carga de buen humor, le encanta hacer bromas y muchas de ellas las dice en versos.

Se profesa un admirador del poeta y escritor Nelson Estupiñán Bass de quien aprendió a escribir décimas a partir de sus lecturas de la obra “Timarán y Cuabú” y se siente orgulloso de que éste haya escrito un artículo publicado en un diario nacional.

El Tapao

El plato fuerte del día,
La comida favorita,
De suculencia exquisita
De los negros la ambrosía.
Se mezcla con la poesía,
Hirviendo a todo vapor,
Suelta su aroma y sabor
provocando en el olfato,
Un gusto que vuela alto
alegrando al comedor.

A chiyangua y a pescao
huele el aire del ambiente,
Agua zurrumba caliente
tiene al pueblo alborotao.
Van a servir el Tapao
con plátano y condimento.
Vuela el verso a flor del viento
como una boca que zumba,
porque se prende la rumba
aprobando este alimento.

 

Música - Papá Roncón

Si mencionamos el nombre Guillermo Ayoví, pocos lo conocerán, seguramente pase desapercibido, pero si usted escucha “Papá Roncón”, inmediatamente identifica a uno de los máximos exponentes de la música marimba esmeraldeña, una leyenda viviente de nuestro Ecuador.

Su caminar es ahora lento y ya no está a la par de la cadencia de la marimba. Se agita un poco al recorrer el Malecón de Borbón, en su natal Esmeraldas. Acusa dolor en sus huesos y articulaciones, sin embargo, fiel a su identidad afroesmeraldeña, jamás pierde el brillo de sus ojos y sonrisa amable.

A los ocho años se relacionó con la comunidad de los Chachis en la población Tigre, donde tuvo su primer acercamiento con la marimba y también aprendió la lengua cha’palaa. Los Cayapas o Chachis, son un grupo étnico indígena que habita en la zona selvática del noroeste de Esmeraldas.

Su seudónimo, “Papá Roncón”, es la fusión de dos momentos distintos que vivió. De muy niño, en las calles de su natal el Borbón, comercializaba los pescados capturados por su padre en el río. Junto con su canasta ofrecía a viva voz los aguacucos o roncadores y quien fuera su amigo Gilberto Martínez lo bautizó como Roncador y otros “Roncón”. El “Papá” también tiene su origen dice Don Guillermo. Los barcos comerciantes que venían de Guayaquil tenían un capataz llamado Luis Perlaza de 89 años al cual le conocían como Papá Lucho, y era el encargado de repartir los productos. Al morir el anciano, Papá Roncón heredó su puesto y su apodo.

La primera semana de diciembre de 2015, la “Música de Marimba, Cantos y Danzas Tradicionales de la provincia de Esmeraldas de Ecuador” fue declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por el Comité intergubernamental para la salvaguardia del Patrimonio Cultural inmaterial, reunido en Namibia (África). Un esfuerzo binacional logrado entre el Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador, por medio del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, en coordinación con el Ministerio de Cultura de Colombia, que cuenta además con el consentimiento previo de todas las comunidades involucradas con la marimba y todo lo que en el eco de su sonido alcanza, en cantos, danzas, poesía, artesanía, cuentos y leyendas.

“La marimba la llevamos en la sangre y es lo que nos liberó de las cadenas del blanco. Con la declaratoria de esta música va a tener más valor y será protegida y considerada”, señaló don Guillermo mientras, por la emoción de la noticia, acomoda la gorra blanca que cubre su ya escasa cabellera.